domingo, 12 de diciembre de 2010

La gran mentira del atletismo


Después de todos los éxitos de los deportistas españoles en los últimos años, nos creíamos que estábamos en la Edad de Oro del deporte español. Ahora parece que casi todo era mentira.

La primera gran decepción fue la Operación Puerto con la caída de muchos ciclistas y la implicación directa del médico Eufemiano Fuentes y la pasada semana la cerramos con la Operación Galgo que dio un duro golpe a los atletas y también al mismo médico. Que caradura…

Pero lo que realmente nos afectó a todos los seguidores del atletismo es que el primer nombre que salió a la palestra fuera el de la que se suponía “la mejor atleta de la historia en España” Marta Domínguez. No me lo podía creer. Parecía la atleta más íntegra que competía desde el esfuerzo y la verdad. Dicen que no consumía y que “solo” traficaba, me sigue pareciendo detestable. El que lo hace, lo tiene que pagar.

Por lo menos con este golpe de efecto al dopaje en alta competición hará que en los próximos campeonatos estemos seguros (o casi) de que lo que vemos es verdad. Que los que participan no nos venden una mentira de records superados sin decirnos que han mejorado su rendimiento haciendo trampas.

Solo espero que esto no se pase y quede en el olvido. Necesitamos que salgan a la palestra los culpables, los que permitieron que todos estos abusos se perpetraran. Comenzando por José María Odriozola, presidente de la Federación Española de Atletismo que debe de tener mucho que decir en esto.

Según van revelando los deportistas era un secreto a voces, asique ¿Por qué no se actuó antes?, ¿Por qué los deportistas honrados, los que van de verdad no lo denunciaron? A lo mejor es que hay mucha gente más metida en el ajo y no interesa que se desprestigie la imagen de la marca España en el mundo. Pero a veces hay situaciones que son insostenibles, esto parece que no ha acabado. ¡Fuera los tramposos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada